jueves, 6 de julio de 2006

El Expreso de medianoche


De solo recordar el nombre de este tremendo clásico se me llegan a poner los pelos de punta. Es que esta hermosa película de Alan Parker (director de clásicos como The Wall the Pink Floyd), es de aquellas que nos devuelven la humanidad, esa que en este mundo de hoy vemos cada vez más lejana. Su estreno en 1978 causó un impacto inmediato, tanto en el público como en el gobierno norteamericano, el que de inmediato comenzó a realizar gestiones diplomáticas tratando de regularizar la situación de los prisioneros en Turquía. La trama de esta película es muy cruda, fuerte y desgarradora, en la que se nos muestran los aspectos más bajos que puede alcanzar un ser humano, en especial cuando se le priva de todos sus derechos esenciales, como la libertad, la diginidad, y más aún cuando ni siquiera se tiene el derecho a un juicio justo. Pero también la película es bella y nos hace reflexionar sobre muchos valores pérdidos, como los derechos que todo ser humano tiene y que muchas veces se deniegan por cometer alguna falta o algún delito.
Las primeras escenas de la película nos muestran unas bellas imágenes de Estambul, capital de Turquía, al atardecer de un soleado día. Luego nos adentramos en una habitación y nos encontramos con un ansioso y nervioso Billy Heyss, protagonista del film, pegándose al cuerpo, con una cinta adhesiva plomiza, muchas barras de hachis de marihuana, con la intención de llevarlas a los EE.UU (después nos enteraremos que se trataba de 2 kg de hachis) Ingenuamente Heyss cree que podrá eludir todos los controles policiales del aeropuerto, cosa que para su desgracia, no ocurrirá. Luego de pasar satisfactoriamente un primer control policial, toma un autobus hacia el aeropuerto junto a su novia, pero lo que no se espera es que el ejercito este controlando el ingreso de todos los pasajeros que abordarán el vuelo, puesto que se sospecha que terroristas puedan hacer de las suyas arriba del avión. En un rápido intento de desprenderse de la droga, es sorprendido por un militar, el que le obliga a bajar del bus. Una vez abajo, rapidamente trata de subir al avión pero es tomado del brazo por un oficial, el que lo obliga a hacerse a un lado para poder revisarlo. Los nervios nuevamente se apoderan de él, y en definitiva serían estos los que lo delatarían, ya que el militar al tocar su pecho se da cuenta de los rápidos y potentes látidos de su corazón, y al tocar su estomago se da cuenta de la existencia de algo y grita a los demás policias, los que apuntan de inmediato a Heyss, deteniéndolo y llevándolo a prisión.
Desde este punto comienza el eterno sufrimiento de Billy en suelo turco. Primero lo condenan a cuatro años de presidio, pero luego en un inesperado giro de la justicia, es sentenciado a más de 30 años, lo que da inicio a la locura que empezará a vivir con el transcurso del tiempo, hasta llegar a un extremo, en el que solo gracias a sus ansias de libertad, pdría escapar salir. Son muchas las escenas memorables de esta cinta, pero en particular hay 2 impactan profundamente: Cuando Billy, en su estado más decadente, es visitado por su novia y este le ruega que por favor se desnude, para poder sentir algo de placer (una escena muy cruda). La segunda, es cuando Billy comienza a girar, con todos los tipos dementes de la zona en que se encontraba, alrededor de un tubo de cemento, solo por inercia y locura demostrando el grado de enajenación que había alcanzado a esas alturas.
Como señalé anteriormente esta es una pélicula excelente, con una trama que mantiene al espectador inquieto y expectante de lo que pueda pasar (sobre todo en las escenas iniciales, en que el nervisosismo del protagonista puede ser sentido y escuchado por medio de los latidos de su corazón, que se hacen escuchar muy fuerte), ya que son muchas las injusticias y barbaridades que se desencadenan a través del filme y que nos hacen pensar sobre los dramas que viven muchos seres humanos, que se encuentran privados de libertad.
Como datos importantes, cabe destacar que este film ganó el Oscar (1978) a la mejor banda sonora original y mejor guión adaptado. También estuvo nominada a: mejor película, actor secundario (John Jurt) y mejor director.

Datos de la Película:
Director: Alan Parker
País: EE.UU
Año: 1978
Guionista: Oliver Stoner, Billy Hayes y William Hoffer
Música: Giorgio Moroder
Todos los créditos los encuentras en: http://www.imdb.com/title/tt0077928/

5 comentarios:

Smoke dijo...

Drugs are just bad, you should try to use Herbal Alternatives as a temporary replacement to loose the dependance!

Guitar Master dijo...

I wish I could blog as good as you, but what I can do is give you a nice Guitar Lesson!

CARLA dijo...

ME GUSTÓ CALETA ESA PELICULA XQ ES SUPER BKN Y DA MUCHA PENA, Y ME IMPACTÓ MUCHO LA PARTE DE QUE SE VUELVE GAY Y SE DA UN BESO CON EL AMIGO.

Entonces a todos los que visiten esta página súper bkn les recomiendo El expreso de medianoche
Veanlaaaa! Carla

Miguel Alderete P. dijo...

muy bueno el blog, y por cierto tu iniciativa de informar acerca del maravilloso mundo del cine. En lo personal, sería importante, agregaras comentarios externos, acerca de las peliculas,por ejemplo..para este clasiko "Expreso de Medianoche" algo así como ke se prohibió en algún país de oriente o que la excelente banda sonora de Morricone se situó el tope de las listas de musica de peliculas.
Ademas supe que estabas muy ocupado por tus estudios.
Finalmente FELICITACIONES

Marita dijo...

me gustan mucho tus comentarios se nota que sabes de cine te felicito una admiradora